FESTIVIDADES TUROLENSES EN TORNO A SAN JORGE

Desde 1984 La celebración del día de la Comunidad de Aragón coincide con el 23 de abril, festividad de San Jorge, santo patrón del Reino de Aragón desde la Edad Media. La relación de este santo con Aragón se remonta al año 1096, cuando según cuenta la leyenda prestó ayuda al Rey Pedro I de Aragón en la batalla de Alcoraz (Huesca) contra los musulmanes.


De ahí que uno de los cuatro cuarteles en que se divide el escudo de Aragón aparece la Cruz de San Jorge cantonada de cuatro cabezas decapitadas, para recordar según la tradición la ayuda del santo en la batalla por la conquista de Huesca en el siglo XI.

La devoción que se tiene en Aragón a San Jorge tuvo mayor importancia a partir del siglo XII gracias a las órdenes militares, entre ella la de San Jorge, fundada por el Rey Pedro II de Aragón en el Castillo de Alfama en el Siglo XIII, que se uniría posteriormente con la de Montesa, a los relatos de los cruzados y la importancia dada por la casa real aragonesa.

Fue en tiempos del rey Juan II cuando en las cortes celebradas en Calatayud en 1461 se estableció el día de San Jorge como fiesta en todo el reino, para conmemorar la muerte del santo mártir.

De San Jorge se sabe más por la leyenda que por testimonios escritos. Parece ser que nació en el siglo III en la Capadocia, actualmente Turquía. Siendo muy joven se hizo soldado del ejército romano y por su valor pronto se convirtió en uno de los hombres más cercanos al emperador Diocleciano, quien dictó el edicto de persecución contra los cristianos y cuando Jorge no quiso rehusar de su fe cristiana fue decapitado, siendo la fecha de su ejecución el 23 de abril.

La historia que más fama le ha dado es la lucha que mantuvo con un dragón. En ella se narra que la ciudad de Silca vivía bajo la opresión de un dragón y que cuando una princesa iba a ser devorada apareció San Jorge a caballo y tras enfrentarse con aquel y clavarle una lanza lo venció.      

 

El santo posee una de las más ricas y variadas iconografías, se le representa como un joven oficial romano de pie, también en escenas de su martirio, pero la representación más reproducida y conocida es la del santo montado a caballo venciendo al dragón y salvado a la princesa. En Teruel son varias las representaciones que hay de esta leyenda, como es la pintura mural de la Ermita de Santa Ana en la localidad de Alfambra de estilo Gótico, y el retablo de la iglesia de la Merced en Teruel, realizado en 1525 por el pintor turolense Jerónimo Martínez para la iglesia de San Miguel.

 

San Jorge no solo es el patrón de las comunidades autónomas de Aragón y Cataluña, sino también de otras muchas poblaciones españolas como Alcoy y Bañeres (Alicante), Madrigueras (Albacete), Lucena (Córdoba), Armillas (Teruel) … Donde se llevan a cabo diferentes actuaciones y festejos para conmemorar al santo.

Este documento conservado en el Archivo Histórico Provincial de Teruel, pone de manifiesto que ya a principios de los años 40 se hacían actos típicos de fiestas populares para celebrar la festividad del santo patrón, como son los bailes públicos que se quieren celebrar durante varios días y para ello el alcalde pide autorización al Gobernador Civil.

 

 AHPTE/GC/0001475/57  

En otras localidades turolenses se realizan diferentes actos para conmemorar al santo, aunque sus fiestas patronales no son en honor al mismo.  Alcañiz desde 1996 representa la leyenda de San Jorge con la fiesta conocida como “El vencimiento del Dragón”, donde el santo derrota al dragón con un ramillete de flores silvestres, simbolizando la victoria del bien sobre el mal; Ariño pueblo situado en el piedemonte de la Sierra de Arcos desde hace unos años también representa la leyenda de Jorge y el dragón por sus calles.

Comentarios

Lo más visto