Los archivos no sólo conservan la documentación de organismos actualmente vigentes sino también la de aquéllos que han desaparecido. Los archivos históricos provinciales tienen entre sus funciones la de conservar la documentación de los órganos de la administración periférica del Estado -por ejemplo, la de las antiguas delegaciones y direcciones provinciales-, de órganos judiciales desaparecidos y también de los que eran propios del régimen de Franco, como las delegaciones provinciales de la Sección Femenina, de la Juventud, la Prensa del Movimiento, etc.

Para organismos de la administración central periférica hay que acudir, en primer lugar, a los archivos históricos provinciales de Huesca, Teruel y Zaragoza.