Adahuesca, 29 de junio de 2017

Por iniciativa del Servicio de Archivos del Somontano de Barbastro y en colaboración con el Archivo Histórico Provincial de Huesca, el pasado 20 de junio se celebró en Adahuesca la I Jornada de Archivos y Territorio.

Integrada en los actos del Día Internacional de los Archivos, se pretendía recuperar los foros de debate y puntos de encuentro entre los archiveros y sus usuarios. Nos juntamos una veintena de técnicos de patrimonio y archiveros aragoneses, aunque la mayor parte procedía de la Administración local de la provincia de Huesca.


Algunos de los asistentes en la visita al centro de interpretación de Leyendas y Tradiciones del Somontano

El programa alternó actividades de formación con otras más lúdicas. La baja del primer ponente por enfermedad obligó a un cambio de última hora. Fue sustituido brillantemente por Isabel Gonzalvo y Andrés Crevillén, letrados del Gobierno de Aragón. Su intervención sobre los bienes comunales y su problemática nos acercó a uno de los temas más habituales para los usuarios de nuestros archivos. Antes habíamos visitado la exposición de documentos "La Memoria escrita" de la mano de Laura Fontova, archivera de la Comarca, y el Centro de Interpretación de Leyendas y Tradiciones del Somontano donde nos sirvió de guía Nieves Juste, la técnico de Cultura de la Comarca y Gerente del Parque Cultural del Río Vero.

Las archiveras comarcales del Somontano y la Litera en la exposición de documentos de Adahuesca


Archivos y territorio: un diálogo necesario

La mesa redonda de la tarde, con el título genérico de El papel de los archivos y el patrimonio cultural en la promoción del territorio sirvió para dar a conocer experiencias interesantes expuestas por sus protagonistas y promotores, los técnicos de Hoya de Huesca, Maestrazgo y Somontano. La jornada acabó dejándonos buen sabor de boca con las visitas a las empresas agroalimentarias de Adahuesca, Quesos de Radiquero y Bodegas Alodia. 

En resumen, un punto de encuentro para contar experiencias y para aprender unos de otros. Lo más importante, un tiempo para la reflexión sobre la interacción de los archivos, el patrimonio cultural, el territorio y la gente que lo habita. Un espacio en el que tenemos que confluir. Un camino lleno de posibilidades en el que hay que transitar, a ser posible, fomentando la colaboración entre técnicos y administraciones.

Ponencia sobre los bienes comunales, a cargo de Isabel Gonzalvo y Andrés Crevillén